Para brindarles a tus hijos la posibilidad de tener una sonrisa sana y bonita desde pequeños, es importante, por un lado, controlar la cantidad de azúcar que toman y, por el otro, llevar una buena rutina de higiene oral, empezando por el cepillado de sus primeros dientes. En primer lugar, es importante usar pasta de dientes con flúor, puesto que ayuda a prevenir y controlar la aparición de caries. Si sigues estas recomendaciones, puedes contribuir a la buena salud bucodental de tus hijos sin caries:

Hasta los 3 años

  • Empieza a cepillar los dientes de tu hijo o hija desde que le salga su primer diente de leche (normalmente salen a partir de los seis meses)
  • Cepilla sus dientes dos veces al día durante dos minutos con pasta de dientes fluorada
  • Es importante que uno de los cepillados sea por la noche antes de irse a la cama, el otro puede realizarse durante el día
  • Con un poco de pasta de dientes es suficiente

Entre los 3 y 6 años

  • Cepilla los dientes dos veces al día durante dos minutos con pasta de dientes fluorada
  • Es importante que uno de los cepillados sea por la noche antes de irse a la cama, el otro puede realizarse durante el día
  • Si tu hijo quiere cepillarse él mismo los dientes, deja que lo haga siempre bajo tu supervisión para que aprenda a hacerlo de forma correcta
  • La cantidad de pasta de dientes no debe superar el tamaño de un guisante
  • Tras el cepillado, no enjuagues la boca para que el flúor surta efecto
  • Hazle saber a tu hijo que no debe tragarse la pasta de dientes. Asegúrate de que no se ponga la pasta de dientes directamente del tubo a la boca.

 

 A partir de los 7 años

  • A partir de los 7 años, los niños deberían ser capaces de cepillarse los dientes por sí mismos. No obstante, es importante supervisarlos para comprobar que lo están haciendo bien.
  • Se deben cepillar los dientes dos veces al día durante dos minutos con pasta de dientes fluorada
  • Es importante que uno de los cepillados sea por la noche antes de irse a la cama, el otro puede realizarse durante el día
  • Tras el cepillado, no se debe enjuagar la boca para que el flúor surta efecto

 

Cómo ayudar a que tus hijos se cepillen los dientes correctamente

  • Guíalos agarrando su mano para que se familiaricen con el movimiento del cepillado
  • Utiliza un espejo para que vean cómo se limpian los dientes con el cepillo
  • Intenta que el cepillado sea lo más divertido posible. Por ejemplo, puedes utilizar un temporizador que suene al pasar los dos minutos.
  • No permitas que tus hijos corran con el cepillo de dientes en la boca, ya que pueden hacerse daño

Llevar a tus hijos al dentista

Para cuidar la salud bucodental de tus hijos, debes llevarlos al odontopediatra (el “dentista para niños”) desde la aparición del primer diente de leche. Es muy importante que se familiaricen con el ambiente y que conozcan a su dentista. El dentista te informará sobre cómo evitar las caries y cómo identificar cualquier problema de salud bucodental antes de que sea grave.

Asegúrate de llevar a tu hijo a revisiones dentales de forma regular.

Mantén una actitud positiva cuando vayan al dentista. Así, tu hijo no se preocupará con las visitas al dentista en el futuro. La salud bucodental de tus hijos es muy importante.