Apnea del Sueño

Yo ronco, ¿estoy enfermo?

¿Te despiertas por la noche con sensación de ahogo, te duermes viendo la televisión o leyendo y además, estas cansado por la mañana?
Puede que sufras apnea del sueño.

La apnea del sueño es un trastorno grave del sueño que produce obstrucción de la vía aérea superior. Son pausas respiratorias de 10 a 30 segundos (apneas), durante el sueño profundo. Estas pausas bajan la oxigenación y producen despertares transitorios,  y por lo tanto, un sueño fragmentado y poco reparador.

Se calcula que la apnea afecta a entre un 4-6 % de hombres y un 2-4 % de las mujeres en adultos llegando hasta el 25% en mayores de 65 años.

En realidad, es posible que la apnea del sueño ya te haya afectado más de lo que sabes, aunque tu situación puede mejorar una vez empieces un tratamiento.

Una solución al problema de la Apnea del sueño: Tratamiento con dispositivos de avance mandibular

El dispositivo de avance mandibular es un dispositivo intraoral, hecho a medida, que se usa durante las horas de sueño. Discreto, cómodo y eficaz, produce una respiración adecuada eliminando el ronquido. El paciente lo puede llevar consigo y usarlo en su alojamiento habitual o en cualquier otro lugar.

¿Cuál es la causa de la apnea del sueño?

La Apnea Obstructiva del Sueño es el tipo más común. Nueve de cada 10 personas que tienen apnea del sueño tienen este tipo de apnea.

Cuando intentas respirar, no puedes recibir suficiente cantidad de aire a causa de la obstrucción. La vía respiratoria podría estar obstruida por la lengua, las amígdalas o la úvula. También podría ser por una gran cantidad de tejido graso en la garganta o por los músculos relajados de la garganta.

Factores de riesgo

  • Obesidad y sobrepeso
  • Anomalías en las vías respiratorias
  • Consumo de alcohol y tabaco
  • Uso de medicamentos para dormir
  • lugar un diagnóstico médico.
  • Dormir en posición boca arriba

Síntomas que requieren una evaluación

  • Sueño poco reparador y con movimientos excesivos
  • Ronquido persistente y pausas respiratorias durante el sueño
  • Cansancio o somnolencia diurna
  • Sensación de malestar en las piernas que se alivia al moverlas
  • Conductas extrañas mientras se está dormido (hablar, chillar, andar)
Pedir cita