Periodoncia

Periodoncia

Especial importancia requiere la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de las encías y del hueso que soporta al diente.

La gingivitis, afecta solo a la encía, y la periodontitis, al tejido de sostén del diente. Esta última es una enfermedad muy frecuente, ya que no presenta síntomas hasta que está en estado muy avanzado. Los principales síntomas son el sangrado, movilidad, perdida dental y el mal aliento. También la periodontitis crónica puede favorecer otras enfermedades tanto bucales como sistémicas, pues se le ha relacionado con la diabetes, infarto de miocardio, niños de bajo peso al nacer entre otras.

Ofrecemos una amplia gama de soluciones y los medios técnicos, el conocimiento y la experiencia médica, para llevar a cabo los tratamientos más adecuados, que comprenden desde la limpieza bucal, tratamiento periodontal básico, hasta la cirugía mucogingival y garantizar así la mejora de la salud de su boca.

Prevención y mantenimiento

Para prevenir un deterioro de la boca, es necesario adquirir unos hábitos saludables en tu rutina diaria. En la clínica te daremos algunos consejos para este fin. El cepillado correcto de los dientes, encías y lengua, realizado con un cepillo de cerdas suaves, que debe ser sustituido cada 3 meses, junto con la utilización de seda dental para la limpieza de las caras que se encuentran entre cada pieza y cepillos interdentales con el mismo fin, para aquellas personas que tienen mayores espacios entre sus piezas dentales, son algunas pautas que hay que seguir. A esto hemos de añadir la utilización de enjuagues bucales para personas con problemas concretos como la gingivitis, la sensibilidad dental o el mal aliento.

Las fluorizaciones y sellados infantiles, son algunas otra precauciones que es aconsejable mantener.

Para terminar unos consejos tan simples como no fumar, mantener una dieta alimenticia saludable y utilizar férulas de protección en la práctica de deportes de contacto o de férulas de descarga en personas bruxistas, pueden prevenir daños en la boca.

Le aconsejamos que nos haga una visita al menos una vez al año, siendo más recomendable que sea cada 6 meses, para poder diagnosticar los problemas en su estado incipiente, con una más fácil y económica solución.